Un hombre de 52 años fue detenido en Ñuñoa, tras ser acusado de abusar sexualmente de una niña de 14 años cuando desempeñaba labores de sacristán en noviembre de 2014.

Según consigna BioBioChile, el sujeto identificado como Sergio Eduardo Castro Vargas, se mantenía a cargo de la Parroquia Nuestra Señora de La Paz, en la misma comuna.

El sujeto habría abordado a la menor de edad en un baño de la iglesia, luego de finalizar la misa. Tras 10 minutos, logró escapar del lugar, sin contar el hecho por temor a su familia.

La víctima no denunció el hecho hasta un tiempo después. Entonces, pasaron 190 días que en que el imputado estuvo inubicable, eludiendo la acción de la justicia.

Durante este viernes, el sujeto que mantiene una condena anterior por el delito de sodomía, pasará a control de detención en el Centro de Justicia.