La ciudad alemana de Hamburgo es el escenario elegido para el encuentro que los principales líderes mundiales que forman el G20 celebran este viernes y sábado, con temas encima de la mesa como la cooperación multilateral en comercio, seguridad y cambio climático.

Entre los principales asistentes a la cumbre están el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo ruso, Vladimir Putin; el presidente turco Recep Tayyip Erdogan y el chino Xi Jinping, quien asume un papel más moderado que los anteriores en el escenario internacional.

De entre los representantes europeos, destacan la canciller alemana y anfitriona del evento, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, que se presenta como su principal aliado.

En el eje latinoamericano, sobresalen el presidente de México, Enrique Peña Nieto, el argentino Mauricio Macri y el cuestionado Michel Temer, de Brasil.

Cumbre del G20 en Hamburgo

/ DPA

Trump y Putin, por fin cara a cara

El presidente estadounidense llega a Hamburgo tras abandonar el Acuerdo de París, el compromiso definitivo a escala internacional para luchar contra el cambio climático. Ahora los líderes internacionales esperan percibir alguna señal positiva que les ayude a recuperar la (poca) confianza en el mandatario estadounidense. Una posible estrategia podría ser con un guiño al libre comercio, aunque Trump siempre se ha presentado como el gran abanderado del proteccionismo.

Uno de los momentos más esperados de estos dos días es el encuentro entre Trump y Putin, quienes mantendrán su primer contacto directo con el entramado ruso como telón de fondo. Sobre ambos dirigentes recae la sospecha, investigada por Estados Unidos, de que Rusia habría intentado beneficiar al Trump durante las elecciones estadounidenses del pasado mes de noviembre, a través de ciberataques, noticias falsas y espionaje.

“Estoy encantado de conocerle personalmente y espero que nuestra reunión traiga resultados”, dijo  este viernes el presidente ruso, Vladímir Putin, a Donald Trump, en su primer encuentro de este viernes.

Además, ambas son figuras clave en los grandes conflictos armados del momento en Ucrania o Siria, y el combate del terrorismo yihadista de Estado Islámico (EI).

Xi Jinping, el nuevo gran aliado

El líder chino avanzó hacia la categoría de aliado de primer orden en varios temas estratégicos. Eso, luego de que Estados Unidos decidiera abandonar el Acuerdo de París y salirse de los tratados de libre comercio como el Acuerdo Transpacífico (TPP). Xi, quien ejerce de presidente del país más contaminante del planeta, ratificó su compromiso con la lucha global y contra el cambio climático. Además, tendrá un papel destacado en los previsibles pronunciamientos durante la cumbre en contra de Corea del Norte.

Erdogan, aún enojado

El presidente turco visita la ciudad alemana con el rifirrafe con el gobierno de Angela Merkel aún abierto. La canciller se negó a permitir que el líder turco celebrara un encuentro con la comunidad germanoturca, lo que fue calificado de “suicidio político” por Erdogan y avanzó que “dirá lo que tenemos que decir allí [en el G20]” y después regresará a casa.

Este último encontrón con Alemania se suma a la larga lista de desacuerdos bilaterales entre ambos países que, a pesar de todo, intentan salva sus vínculos para contener la llegada de los refugiados al territorio de la Unión Europea gracias al acuerdo suscrito con el gobierno turco.

Merkel y Macron, las banderas de Europa

Alemania y Francia llegan a la cumbre en forma de binomio contrapuesto. Mientras Merkel representa la veteranía, Macron simboliza aires renovados en la política gala. Sin embargo, ambos van a la una para mantener la cohesión y avanzar en la integración de la Unión Europea (UE), aún cuando la alianza pasa por su mayor crisis de legitimidad tras la decisión de la líder británica, Theresa May, de llevar adelante un Brexit más duro.

Peña Nieto, Trump y el muro

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, tendrá su primera reunión con Donal Trump luego de que a principios de año cancelara la visita que tenía prevista la Casa Blanca tras la insistencia de Washington de que México pagara el controvertido muro en la frontera de ambos países.

Este viernes, el presidente estadounidense reiteró en presencia de Peña Nieto que éste debe pagar el muro. Según informa El País, al inicio de la reunión que ha mantenido con el mandatario mexicano, preguntado por un periodista sobre si aún creía que México debía pagar el muro, Trump ha contestado: “Absolutamente”.

Trump se refirió a Peña Nieto como “amigo” y aseguró que “estamos negociando el TLC [el acuerdo de libre comercio entre EE UU, México y Canadá] y veremos cómo todo eso avanza, pero creo que estamos haciendo progresos positivos”.

Macri prepara el relevo de la presidencia del grupo

El presidente argentino debutó como representante de su país al G-20 en la cumbre anterior celebrada en la ciudad china de Hangzhou, y ahora se dispone a tomar el relevo de Alemania en la presidencia del grupo.

El ministro argentino de Hacienda, Nicolás Dujovne, anticipó que Argentina tendrá entre las prioridades de su presidencia del G-20 del próximo año el impacto de las nuevas tecnologías en el mundo del trabajo. “La educación juega un rol clave, el reentrenamiento laboral, la educación como fuente de igualdad de oportunidades”, destacó.

Agregó que otro tema que recogerá Argentina será el déficit de infraestructura a nivel mundial, “para el cual se necesita diseñar políticas específicas que tienen que ver con el financiamiento”.

Más allá de la importancia del nuevo rol de Buenos Aires, la relevancia de el país transandino en la cumbre recae, según publica un artículo de La Nación, en el hecho de que “12 de los actuales 25 principales mercados para las exportaciones argentinas participan del G20”. Entre ellos, y según orden de importancia, está Brasil, China, Estados Unidos, India y Alemania.

Temer llega a la cita con una imagen muy debilitada

Brasil llega a la actual cumbre del G20 con su imagen magullada por los constantes escándalos de corrupción que sacuden al país desde hace más de tres años, así como por la aguda crisis económica. El presidente brasileño se retractó luego de haber cancelado su visita a Hamburgo por la grave crisis política e institucional que vive su país. Sin embargo, finalmente acudió a la cita de las grandes potencias aunque siguen pesando sobre él graves acusaciones de corrupción política que podrían llevarlo a un proceso de impeachment.

Temer aseguró en Hamburgo que su país ya ha superado la crisis económica: “La crisis económica en Brasil no existe. Ustedes han visto los últimos datos. Pueden analizar los datos y verán que estamos creciendo en empleo, estamos creciendo en industria, estamos creciendo en el agronegocio”,

60 detenciones en las protestas antiG20

Los numerosos disturbios ocurridos de madrugada y durante las primeras horas de la mañana en el marco de la cumbre del G20 se han saldado, por el momento, con 159 agentes heridos y con casi 60 detenciones, según informó la Policía este mediodía.

De acuerdo con el denominado comité de investigación del G20 de los activistas, hay numerosos heridos entre sus filas. Una portavoz declaró hoy por la mañana que no puede dar cifras, pero “son muchos, entre los que hay también heridos graves”.

Unos 20.000 agentes velan por la seguridad en la primera cumbre del G20 que se celebra en Alemania, un dispositivo que, en opinión de la Policía de Hamburgo, es insuficiente por lo que este viernes, ya iniciada la cumbre, han solicitado refuerzos.

La canciller, Angela Merkel, condenó con contundencia las protestas: “Por supuesto que entiendo que la gente se manifieste de forma pacífica pero las manifestaciones violentas ponen en peligro la vida de la gente y eso no se puede aceptar”, criticó la mandataria al término de la segunda sesión de trabajo.

Protestas durante el G20 / DPA