Una extensa conversación tuvo Gabriel Boric Font (30), el aún joven diputado por Magallanes que es reconocido como un apasionado hincha de la Universidad Católica, con la Revista De Cabeza, uno de los medios futbolísticos más innovadores y originales del último tiempo en Chile.

La entrevista, realizada por Patricio Hidalgo y Nicolás Vidal (autor del libro “Cambio de Juego”), está enfocada en la opinión de Boric en torno al fútbol y, sobre todo, en la pasión por el club de sus amores: la UC. EN ese repaso, el diputado contó que su recuerdo más antiguo es la vuelta de la final de la Libertadores ’93 contra Sao Paulo, que su equipo favorito es el del ’94 (el de Pellegrini, Gorosito y Acosta) y que respeta la trayectoria de Cristián Álvarez y Milovan Mirosevic.

Consultado sobre por qué es hincha del equipo de la clase alta chilena mientras quiere lograr mayor justicia social y acabar con la desigualdad, Boric explica:

“He tratado de buscar argumentos para defender que la UC no es un equipo clase alta, que en realidad somos de Independencia y todo ese cuento, pero es insostenible. No es que los cuicos se tomaron el club, siempre ha sido cuico. Lo que sí, al principio los jugadores de la UC eran ad honorem, muy vinculados con la Universidad y cuando se inaugura San Carlos de Apoquindo, el ’88… esos cuicos que van al estadio a Tribuna a ver a la Católica son lo peor. Son como animales que los sueltan el fin de semana. Se descargan de todas sus frustraciones, usan todos los garabatos que no dicen en su vida. Yo siempre voy a galería, pero una vez mi hermano andaba enfermo y fuimos a Tribuna, un partido en el Santa Laura. Un colorín de la UC le dijo al guardalíneas “no te digo hijo de puta porque erís huacho”. Una cosa del siglo XIX, terrible. Sentí vergüenza”.

El magallánico también hablo de otros equipos: dijo que Colo-Colo 2006 es lo más cercano al fútbol total que ha tenido Chile (pero que igual quería que perdiera la final de la Sudamericana contra el Pachuca), que le carga la Unión Española porque siempre elimina a su equipo desde que el torneo se juego con play-offs y que se arrepiente de haber tratado de “madres” a los hinchas de la U en un tweet del 2012 luego de aprender sobre feminismo.

Además, afirma que le carga el hincha de la selección “que va al estadio y a los veinte minutos empieza a gritar ‘ole’. Uno debería exigirle al que quiera ir a ver a la selección haber ido al estadio a ver a su equipo unas cinco veces en el último año. Está bien que vayan, bien por la familia, pero un poco de respeto por el fútbol”.

Por último, una pregunta que para Gabriel Boric resultó mucho más difícil de contestar de lo que pensaba:

-¿Y? ¿La UC campeón de la Libertadores o Beatriz Presidenta?
-¡No tengo ninguna duda! Prefiero… prefiero… no, eso no lo puedo decir. Si la pregunta fuera entre Chile campeón del mundo o la Católica de la Libertadores la respuesta sería clara. Déjame pensar un poquito… No, no tengo respuesta a la pregunta.

Lee la entrevista completa en De Cabeza en este link.