Durante la noche del pasado jueves, una niña de 14 años fue internada en el pabellón de urgencias del hospital Carlos van Buren de Valparaíso. La niña, oriunda de la comuna de Olmué, fue encontrada por su madre con un disparo en la cabeza.

La menor ya fue sometida a una cirugía y se encuentra en riesgo vital, porque la bala no pudo ser extraída. Además, los médicos confirmaron que mantiene un embarazo de 6 meses de gestación y que su estado de salud es crítico.

El gobernador de Marga Marga, Christián Cárdenas, señaló a Cooperativa que “ella está siendo intervenida producto de la herida, y esto (el ataque) habría sido en el transcurso de esta tarde en la cual su madre, al ingresar al domicilio, encuentra a su hija tendida en el patio con sangre en su cabeza“.

Además, Cárdenas confirmó que, según los antecedentes del caso, “se trataría de una violencia intrafamiliar dentro del pololeo“. La niña se encontraba sola en su casa y ya se apunta como presunto responsable a su pareja. El individuo se entregó voluntariamente a Carabineros para prestar declaración.

Por su parte, el Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género (Sernameg) de la región de Valparaíso anunció que tomará medidas legales por “este homicidio frustrado hacia una joven de 14 años que está embarazada“.