Una verdadera rebelión tuvo que enfrentar la segunda comisaría de Carabineros de Puerto Natales luego de que sus instalaciones fueran atacadas por residentes y vecinos que acusaban una brutal agresión contra tres jóvenes del sector.

En los incidentes, los manifestantes prendieron fuego a un vehículo policial y levantaron barricadas frente a la comisaría para expresar su malestar.

Las víctimas identificadas como Gonzalo Muñoz, Sady Galindo y Víctor Hernández salían de una discoteque y transitaban por la calle Ebergard cuando fueron interceptados por un vehículo particular.

De él descendieron dos carabineros vestidos de civil, quienes iniciaron una riña armados con palos y un extintor.

Una de las víctimas, Gonzalo Muñoz, fue trasladado al Hospital Clínico de Punta Arenas, donde ingresó en estado crítico. El joven fue intervenido quirúrgicamente, pero la preocupación persiste producto de una fractura craneal.

El general de Carabineros, Leonardo Espinoza, anunció que dos uniformados fueron dados de baja y puestos a disposición de la justicia.