El pasado sábado 8 de julio fue el gran día del Orgullo en Londres (Reino Unido). Se celebró una manifestación para celebrar la diversidad afectivo-sexual, que recorrió las calles de la capital británica. En la marcha participaron más de 330 grupos, cada uno con su pancarta y su particular mensaje contra el odio y en favor de la igualdad. Uno de ellos era la Policía de Transportes de Londres. Dizzy, coprotagonista del siguiente vídeo, era una de las policías que marchaban.

Su novia, Jane, hinca la rodilla y le enseña el anillo. En el vídeo no podemos escuchar la conversación, pero las imágenes muestran que la respuesta fue afirmativa.

Los nombres de las recién prometidas, así como la reacción del resto de policías, trascendieron debido a otros vídeos e imágenes de la escena que circulan por Twitter, según consigna El País.

Las celebraciones del Orgullo LGTB+ en Londres son especialmente importantes porque han pasado 50 años desde que la homosexualidad dejó de considerarse un delito en Inglaterra.