Durante el pasado sábado, la estudiante de Medicina de la Universidad de La Plata, María Emma Córdoba (26), paseaba a sus perros junto a su amiga Ana Laura González, cuando fueron interceptadas por un vecino, identificado como Ariel Osvaldo Báez.

El individuo amenazó a las chicas y las obligó a volver al domicilio de la víctima, donde procedió a amarrarlas y las violó, para luego robar especies en la casa. Aunque María Emma logró zafar de las ataduras de su agresor e intentó enfrentarlo, el sujeto volvió a atacarla golpeándole la cabeza con una pala y luego apuñalándola varias veces hasta matarla.

Una vez consumado el crimen, Báez, de 23 años, agredió Ana Laura González y prendió fuego al inmueble para borrar todo rastro de su acción. El hombre regresó a su casa a dormir junto a su esposa y su hijo de meses, hasta que fue detenido.

González se encuentra internada con diagnóstico grave producto de las quemaduras, pero logró reconocer al agresor, según consigna La Nación de Argentina. Emma Córdoba, en tanto, ya cursaba cuarto año de la carrera, era animalista y luchaba contra la violencia de género.

El caso de la joven asesinada ha despertado una serie de movilizaciones al interior de la Universidad de La Plata, donde piden justicia y llaman a tomar conciencia acerca de la violencia hacia las mujeres en el país, que ha escalado de forma preocupante en los últimos años. Según datos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, solo en los primeros cinco meses de 2017 se registraron 133 casos de feminicidios. 

Hace unos meses, cuando se informó del femicidio de Micaela García, una estudiante universitaria de Gualeguay, Emma publicó un mensaje en su Facebook, según consigna Cosecha Roja: “Micaela, no tengo idea quién eras, no sé cómo eras, jamás te vi en mi vida”, reflexionaba. “Hoy me da muchísima rabia tener que hablar de vos en pasado y con tanto dolor. Ya no volvés a casa, ya no seguís tu día a día porque alguien se cobró tu vida tan frágil e inocente”, escribió.