El presidente francés, Emmanuel Macron, recibió este jueves a su homólogo estadounidense, Donald Trump, con honores militares en el Palacio Nacional de los Inválidos en París.

Trump asistirá este viernes como invitado de honor al tradicional desfile militar en los Campos Elíseos con motivo de la celebración del Día de la Bastilla, la fiesta nacional de Francia. La visita, de apenas 48 horas, se enmarca también dentro de la conmemoración del centenario de la entrada de las tropas de Estados Unidos a Francia en su lucha contra Alemania durante la Primera Guerra Mundial.

El presidente francés diseñó una agenda llena de símbolos históricos que incluyó una visita a la tumba del mariscal Ferdinand Foch, comandante supremo del comando aliado en la Primera Guerra Mundial, el Museo Nacional de Guerra y la tumba de Napoleón en el Palacio de los Inválidos.

El encuentro entre ambos servirá para acercar sus posiciones, más allá de sus diferencias ideológicas, luego de varios desencuentros por cuestiones como la salida del Acuerdo de París de Donald Trump o la lucha contra el terrorismo yihadista.

En febrero, el mandatario estadounidense, en uno de sus mítines, puso a la capital francesa como ejemplo del fracaso europeo en la lucha contra el terrorismo. “París ya no es París”, sentenció.

Tras este primer contacto, los dos presidentes se retiraron al Elíseo a celebrar sus reuniones. Según relata El País, primero tendrá lugar un encuentro privado entre Macron y Trump, de aproximadamente media hora. Luego, una reunión “ampliada” entre los dos presidentes y sus equipos, que debería durar otra hora larga, antes de que Trump y Macron celebren una rueda de prensa breve (hay previstas dos preguntas por cada país).

Entre los temas a tratar, sobresalen el conflicto en Siria, la OTAN y la lucha contra el terrorismo yihadista.

Mientras las primeras damas, Brigitte Macron y Melania Trump, llevarán a cabo su agenda paralela, que pasa por una visita a la catedral de Notre Dame y un paseo en barco por el Sena.

Por la noche los presidentes cenarán con sus esposas en el restaurante panorámico Le Jules Verne de la Torre Eiffel, el símbolo mundial de la ciudad.

Aunque es la primera vez que los Trump y los Macron se encuentran en París, las dos parejas han coincidido hasta en tres ocasiones en los dos últimos meses. La última, hace solo unos días, durante la cumbre del G-20 en Hamburgo.

Un frente franco-alemán

El presidente francés se reunió este miércoles con la canciller alemana, Angela Merkel, en un exhibición de su voluntad de reforzar la cooperación entre Francia y Alemania. En ámbitos como la defensa y la economía, Macron y Merkel anunciaron nuevos pasos que pueden relanzar el proyecto europeo para contrarrestar a los Estados Unidos aislacionistas de Trump.

Una de las decisiones más destacadas que se anunció, tomada por el Consejo de Ministros y el Consejo de seguridad y de defensa franco-alemán, fue la creación de un avión de combate europeo bajo la dirección de Francia y Alemania. El avión pondría en común la investigación y el desarrollo, podrían usarlo ambos ejércitos.