La Corte Suprema declaró procedente solicitar a Estados Unidos la extradición del oficial (r) y agente de la DINA, Armando Fernández Larios, por los delitos de secuestro y homicidio de Manuel Sanhueza Mellado, militante de las Juventudes Comunistas.

En un fallo unánime, el máximo tribunal apoyó la solicitud del ministro en visita, Mario Carroza, para dar curso a la extradición, al establecer que se cumplen los requisitos, según consigna El Mostrador.

“Se declara procedente requerir al gobierno de los Estados Unidos la extradición del ciudadano chileno Armando Fernández Larios por la responsabilidad que se le atribuye como autor de los delitos de secuestro agravado y de homicidio calificado cometidos en la persona de Manuel Sanhueza Mellado el 10 de julio de 1974”, reza el fallo.

Fernández Larios era recordado por abrir con corvos a los detractores del régimen de Pinochet. También participó en la preparación del asesinato del canciller y ministro del Interior, Orlando Letelier, quien fue asesinado en Washington en 1976.

En 1987, el ex agente de la DINA se entregó a un miembro del FBI en Brasil, quien lo transportó hacia Estados Unidos. Ahí, el ex militar habría negociado nunca ser extraditado de vuelta a Chile.

A fines de diciembre del año pasado, el equipo de Ahora Noticias viajó a Miami y dio cuenta de la lujosa vida llevada por el integrante de la Caravana de la Muerte. Fernández Larios vive en el balneario de Marco Island, donde tiene una casa que arrienda por 700 mil pesos mensuales. Además, es propietario junto a su ex pareja de un departamento en el sector exclusivo de Miami Beach, avaluado en 494 millones de pesos. En la ciudad, lleva la vida de un próspero empresario.