Luego de que se conociera el polémico entramado de la “colusión del confort” que protagonizaron durante diez años la empresa chilena CMPC y la desaparecida suiza PISA, el pasado 27 de enero se anunció un “histórico” acuerdo entre CMPC, el Sernac y distintas organizaciones de consumidores y que tendría como propósito compensar a los usuarios.

La empresa se comprometió a que cada chileno mayor de 18 años recibiría $7.000 de compensación individual, lo que en total ascendía a $97.500 millones, producto del perjuicio jurídico económico causado entre 2000 y 2011 por la colusión que llevaron las empresas para estandarizar los precios del papel tissue.

Según informó el Sernac, en primera instancia, el dinero sería repartido por el banco estatal a las personas que poseen una Cuenta Rut, luego se indemnizará a aquellos que tengan cuentas en otros bancos y en una tercera oportunidad, se repartirán los montos no reclamados por los consumidores para volver a entregarlos.

Sin embargo, a pesar de que se manifestó en reiteradas oportunidades que la intención era que los $7.000 se repartieran “durante el primer semestre”, es julio y el depósito de la compensación aún no tiene fecha de pago.

La empresa ya traspasó el monto acordado en marzo en un depósito a plazo y la justicia avaló el acuerdo en abril, sin embargo, aún existen causas pendientes en el proceso judicial que están retrasando la entrega a los consumidores.

El director del Sernac, Ernesto Muñoz, explicó que “hay un acuerdo que se presentó ante un tribunal, el acuerdo dice que se hace efectivo (el proceso de pago a los chilenos) una vez que se hayan agotado todos los recursos (causas pendientes)“, consigna Emol.

“Lamentablemente tuvimos un par de situaciones de consumidores que no fueron parte del acuerdo que recurrieron ante tribunales”, señaló Muñoz, refiriéndose a una causa interpuesta por una comunidad mapuche y una asociación de consumidores de Santiago, que no están de acuerdo con el monto a pagar, y acusan dudas con respecto a que el acuerdo se haya fijado por US$150 millones cuando los cálculos de la misma Fiscalía Nacional Económica apuntaban a cifras sobre los US$450.

Las organizaciones señaladas presentaron un recurso de apelación ante la Corte Suprema y uno de casación ante la Corte de Apelaciones en abril pasado y “estas causas se estarán empezando a ver recién la próxima semana esperamos”, señaló Muñoz.

En tanto, Hernán Calderón, presidente de la Corporación Nacional de Consumidores (Conadecus) explicó: “El viernes 21 de la próxima semana será la audiencia en la Corte de Apelaciones para ver si acoge o rechaza los alegatos. De ser rechazado, podría iniciarse el proceso de implementación del pago de los 7 mil pesos“, consigna Radio Bio Bio.

El director del Sernac además explicó que el plazo contempla 15 días hábiles para que el Sernac efectúe el pago de los $7 mil. “Se trata de una implementación que no tiene parangón en Chile ni en el mundo”, destacó Muñoz, afirmando además que “es un proceso complejo y nosotros también estamos aprendiendo institucionalmente de esto”.