Un violento desalojo que incluyó gases lacrimógenos puso fin a la ocupación obrera de una planta de la multinacional PepsiCo en las afueras de Buenos Aires la jornada del pasado jueves. La planta cerró el pasado 20 de junio, y la empresa señaló que pretende trasladar la producción a la ciudad de Mar del Plata.

La veintena de manifestantes mantenían el lugar ocupado durante tres semanas y reclamaban la continuidad laboral de más de 600 trabajadores cuando la policía inició el desalojo. La represión incluyó palazos, gases lacrimógenos, gas pimienta y balas de goma en la zona de Vicente López, barrio densamente poblado al norte de Buenos Aires, lo que puso en riesgo a los vecinos, especialmente niños y ancianos.

El operativo –que movilizó a unos 500 efectivos con carros– llamó la atención por lo violento de su procedimiento. De hecho, la diputada trotskista Myriam Bregman denunció que “lo que pasa adentro de la planta es terrible, gases, balas de goma, palos en la cabeza de la gente” y señaló que los policías estaban disparando los gases lacrimógenos dentro del recinto.

La diputada apuntó sus dardos hacia el gobierno y, mientras daba declaraciones a los medios, señaló que “no me dejan hablar con ustedes. ¿Qué les molesta, que la gente se entere que Macri y Vidal son represores? ¡Se les cayó la careta! Hablan de diálogo, este es el diálogo de Macri y Vidal”.

Puedes ver el video en este link.