El ex alcalde de Ñuñoa, Pedro Sabat (RN), finalmente deberá enfrentar un juicio oral por el Caso Basura, ya que la tarde de este viernes, la tercera sala de la Corte de Apelaciones de Santiago –en un fallo dividido– rechazó la solicitud de sobreseimiento que su defensa presentó ante los jueces.

De este modo, al rechazar el requerimiento de cerrar la causa en contra del ex alcalde, el tribunal confirmó que el proceso judicial liderado por la Fiscalía Occidente continuará su curso.

Sabat enfrenta una acusación por el delito de fraude al fisco, y por ella, se solicita una pena de siete años de cárcel, una multa equivalente al 10% del perjuicio total ocasionado –lo que equivale a $102 millones–, cinco años y un día de inhabilitación para cargos o empleos públicos y la prohibición absoluta perpetua de ejercer derechos políticos.

El ex alcalde es acusado junto a Marcial Araya –ex director jurídico de la municipalidad de Ñuñoa– de haber utilizado en 2012 “un subterfugio que va contra el ordenamiento jurídico” para favorecer a que la empresa KDM-Demarco se adjudicara la licitación de gestión de residuos sólidos domiciliarios.

La Fiscalía Occidente sostiene que la acción de Sabat y Araya, en desmedro de otras dos empresas que implicaban menores costos, provocó un perjuicio fiscal de $524 millones.