El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, reiteró su postura a favor de la pena de muerte y anunció su firma para una enmienda constitucional para reintroducirla en el país, tras su abolición en 2004.

El discurso del mandatario lo realizó en el primer aniversario del fallido golpe militar que desde el gobierno atribuyen al predicador exiliado Fethullah Gülen.

“Sabemos quién está detrás de FETÖ (ligada a Gülen), PKK (guerrilla kurda) y el Estado Islámico. Lo primero que haremos será arrancarle la cabeza a esos traidores“, señaló enérgicamente Erdogan.

Presidente Erdogan se dirige al pueblo turco. Foto: Getty Images.

En la ceremonia celebrada en el puente del Bósforo y transmitida en vivo por la cadena NTV, el presidente de Turquía hizo caso omiso a la correlación de fuerzas que actualmente posee el hemiciclo.

En el parlamento turco existen dos partidos opositores a la pena de muerte, quienes no permitirán aprobar la enmienda sin un referéndum. Además, sería imposible aplicarla de forma retroactiva a los golpistas.