Un histórico fenómeno atmosférico se ciñó sobre Santiago la madrugada de este sábado. Tal como había anunciado Meteorología, la capital fue asolada por la sexta nevazón de los últimos 27 años y lo hizo a lo largo de todo el valle, no solo en los sectores precordilleranos.

El agua solidificada comenzó a caer alrededor de las tres de la mañana, momento en que comenzaron a registrarse los primeros problemas de tráfico y cortes de luz.

Según la Intendencia Metropolitana, unos 285.769 hogares se encuentran con el suministro eléctrico cortado y la comuna más afectada fue Las Condes, con unos 33.501 clientes sin luz. Más atrás figuran Puente Alto con 15.589 casas y en La Reina 12.400.

Las cifras contrastan con las presentadas por Enel. Según consignó La Tercera, su gerente general, Andreas Gebhardt, señaló a las 9 de la mañana que solo unos 190 mil clientes de la compañía se encontraban sin electricidad, concentrados principalmente en el sector oriente.

Además, advirtió que no existe una estimación para la restitución del suministro, ya que la caída de árboles y la nieve ha dificultado el movimiento de las cuadrillas pesadas.

Se espera que la acumulación total sea de al menos 20 centímetros de nieve en las comunas precordilleranas.