Principalmente matrimonios jóvenes con hijos pequeños. También adultos mayores en búsqueda de calefacción. ¿El precio? Oscilando entre los $50 mil y los $120 mil por noche.

Eduardo Munita, gerente de turno del Hotel Intercontinental de Vitacura, contó que el sábado 15, cerca de las 19 horas, se llenaron las 30 habitaciones que quedaban disponibles. A través de Booking, un portal de arriendo de hoteles, las familias quisieron asegurarse un espacio en el recinto de Avenida Vitacura 2885.

La dura helada que afectó a la capital este fin de semana, sumado a los cortes de luz en el sector alto de Santiago –que en algunos edificios hizo que no funcionara el sistema de agua potable- explica esta locura por alojamientos. Pero el Intercontinental no fue el único que se llenó.

Constanza Plaza, recepcionista del Hotel Radisson de Ciudad Empresarial, asegura que llamaron personas en masa preguntando por habitaciones y que tuvo que rechazar a varias. “Familias completas llegaron con sus niños (…) me dijeron que estaban desesperados, necesitaban agua”, aseguró Plaza a El Mercurio.