Constantemente comparados, las autoridades chinas se aburrieron de las burlas y los memes que circulan en redes sociales, donde se anota el parecido entre el popular oso animado Winnie the Pooh y el mandatario Xi Jinping.

“El contenido es ilegal” es lo que ven los chinos que quieren ver ahora una imagen del personaje animado, creado en Gran Bretaña a los inicios del siglo XX y protagonista de varios libros infantiles.

Ni por Weibo ni WeChat, plataformas parecidas a Twitter y Whatsapp, se pueden ver imágenes del Winnie the Pooh. Aunque aún no hay explicación oficial respecto al veto a la imagen, un artículo del Financial Times cita las recurridas comparaciones entre el oso y el mandatario.

Una de las más populares es una fotografía de Xi Jinping paseando junto al ex presidente de Estados Unidos Barack Obama, donde se les ve en una pose bastante parecida a una escena de Winnie the Pooh donde camina con su inseparable amigo Tigger.

A la izquierda, Winnie the Pooh y Tigger. A la derecha, Xi Jinping y Barack Obama

Otra de las populares comparaciones se dio en un encuentro con el primer ministro japonés Shinzo Abe. En la imagen, ambos mandatarios se dan la mano y se ve al chino con ojos cerrados. En internet encontraron una escena similar, entre ïgor y Winnie the Pooh.

Shinzo Abe y Xi Jinping / Ígor y Winni the Pooh

En China se especula que la censura se produjo debido a la proximidad con el próximo Congreso del Partido Comunista, que debería ratificar la continuidad de Xi Jinping en el cargo.

Lo seguro es que los internautas chinos se dieron un festín comparando a su mandatario con el pequeño personaje amarillo. De hecho, según la página Global Risk Insights, la imagen “más censurada” del 2015 fue otro meme donde se compara a Xi Jinping en su auto descapotable con un juguete de Winnie the Pooh.

En China se dieron un festín de memes con el tema.