Ante el 32° Juzgado de Instrucción, se solicitó formalmente la detención de Jonathan Fabbro, reconocido futbolista argentino nacionalizado paraguayo, quien registra un breve paso por la Universidad Católica hace 10 años.

El ’10’ -que también pasó por Boca, River y la selección paraguaya- es acusado de violar a una menor de 11 años de edad. El futbolista, eso sí, ya había abandonado el país para cuando se hizo la solicitud de detención. Fabbro arriesga más de 15 años de prisión por el hecho.

Fabbro era el padrino de la víctima, además de un tener un vínculo directo de sangre. Quien denunció fue la madre de la menor, a quien  su hija le relató los abusos que sufrió. “Me contó que cuando tenía 6 la tocaba por todo el cuerpo, la besaba como si fueran novios y hace un año atrás la penetró“, dice la planilla de la denuncia realizada. “Le pedía que se saque fotos en pollera y que se las enviara. No lo puedo creer. Siempre le tuve confianza por ser de la familia”.

Jonathan Fabbro pasó por la UC entre 2006 y 2007

Infobae publica el detalle de la declaración de la madre de la menor, que dan cuenta de la brutalidad del abuso. “Yo me dejé, le dije a todo que sí, cuando me besa, como si fuera mi novio, el pito me lo metía en la concha, porque tenía miedo a que me hagan algo pasaron esas cosas. La última vez me tocó las tetas y le dije que no se pase. Me daba semen y lo escupía, me daba besos y me tocaba la vagina”, dice la menor.

Chats de Whatsapp entre la menor y Fabbro, además del testimonio de su hermano mayor son parte de la causa que aún se investiga. Aunque para el abogado Gastón Marano, existen “elementos de convicción suficientes para sostener la probabilidad de existencia del hecho”.

El jugador, en tanto, se dispone a la temporada con su nuevo club, el Atlético Nacional de Colombia. Aunque la denuncia puede echar por tierra sus 15 años de carrera.