Ayer se realizó el plebiscito convocado por la oposición venezolana, que buscaba dar una señal de que la gente ya no apoya al gobierno de Nicolás Maduro.

Sin ser vinculante ni estar monitoreado por los órganos electorales -lo que impedía la certificación de que una persona no vote más de una vez, por ejemplo- el llamado convocó a más de 7.186.170 millones de votantes. Son 500 mil votos menos que la misma Mesa de Unidad Democrática (MUD) consiguió en las elecciones legislativas de 2015.

Aún así, el tema Venezuela no deja indiferente a nadie. Así fue con Javiera Parada, la ex agregada cultural del gobierno en Estados Unidos y militante de Revolución Democrática. A través de una serie de tuits, manifestó su apoyo al referendo, con los que se ganó una serie de críticas de parte de sus pares en el Frente Amplio.

Primero, publicó que los venezolanos votando en Chile era reflejo de la “conciencia democrática. Viva Venezuela Libre y democrática!”.

Después, volvió a reiterar su “admiración al pueblo venezolano” por el proceso que se estaba llevando a cabo.

Pero fue su siguiente publicación la que armó la polémica. “Queridos amigos izquierdistas, se supone que ser de izquierda es ser demócrata. Dejen de defender el régimen autoritario venezolano”, aseveró.

La declaración no dejó indiferente a miembros del Frente Amplio. Dirigentes de Izquierda Libertaria, Movimiento SOL, Nueva Democracia, el Movimiento Autonomista y el Partido Igualdad le respondieron duramente a través de la misma red social.

El tema no quedó ahí y las críticas a Javiera Parada se multiplicaron en la red social.