Una vecina del sector de Forestal en Viña del Mar fue la que hizo la denuncia. Su perro se había perdido y se dio cuenta que estaba en posesión de un individuo que vivía en su sector. Hizo la denuncia por robo a Carabineros y cuando los uniformados llegaron al domicilio del sujeto se encontraron con extremidades de animales y un chuzo con sangre en su punta.

Issac Jiménez es el nombre del torturador y asesino de mascotas. Mutilaba a diversos perros robados y guardaba sus órganos internos en bidones de 20 litros al interior de su domicilio.

La policía detuvo al sujeto -quien tenía antecedentes penales de robo con intimidación y amenazas simples-, siendo formalizado y pasado a control de detención. El capitán de la Quinta Comisaría de Viña del Mar, Cristian Vargas, aseguró a Bio Bio Chile que el hombre les contó que los restos de animales los acumulaba para dar de comer a un chancho de su propiedad.

Sin embargo, tras el control de detención, Jiménez finalmente quedó en libertad y sólo le otorgaron la medida cautelar de no acercarse a la mujer que lo denunció.