Ayer hizo noticia por su estratégica movida para retrasar la votación del proyecto de despenalización del aborto en tres causales. Andrés Zaldívar (DC), presidente del Senado, presentó una indicación que en la práctica elimina la primera causal de riesgo de vida para la madre porque no podría ser llamado aborto.

Hoy, Zaldívar se paró frente a sus pares de la Cámara, del Senado y representantes del gobierno, incluida la presidenta Michelle Bachelet para dar la cuenta pública del Congreso. Ahí, el “chico” no dudó marcar sus líneas de interés.

“La facultad constituyente está radicada en el Parlamento”, dijo el senador de 81 años, quien planea repostularse a su puesto en noviembre. “El Parlamento puede hacerlo por sí mismo, como también puede, de acuerdo a la normativa constitucional vigente, delegar sus facultades y definir las formas concretas como se ejerza esa delegación. Aquí es donde debemos decidir la forma en que daremos respuesta a esta demanda”, agregó, en relación al proceso constituyente impulsado por el actual gobierno.

“Este Congreso tiene plena legitimidad, porque fue elegido por la ciudadanía, como también lo será el próximo Parlamento que se elija para el siguiente período, más aún cuando esta materia debe ser propia del debate de los programas de los candidatos al Parlamento y a la Presidencia de la República”, siguió.

Según el cronograma del gobierno, durante el segundo semestre se debería tramitar el proyecto que reforma la actual Constitución, permitiendole al Congreso la posibilidad de convocar a una Convención Constitucional para la elaboración de una nueva Carta Magna.