Una de las evidencias por la cual la Fiscalía decidió formalizar por delitos tributarios al senador DC Jorge Pizarro fue una transferencia electrónica en cuyo mensaje de notificación se lee la sigla “SQM”

Según consigna La Tercera, la transacción proviene de uno de los tres hijos del senador y fue realizada por un monto de $2 millones en el año 2011. La transferencia habría sido la pieza determinante para levantar cargos contra el parlamentario, cuya formalización está agendada para el próximo 16 de agosto.

Las mismas fuentes agregan que esa transferencia terminó siendo la pieza determinante para levantar cargos contra el parlamentario, formalización que el tribunal fijó para el 16 de agosto próximo.

Jorge, Sebastián y Benjamín, hijos de Pizarro, son socios de Ventus Consulting, la empresa que facturó a SQM una suma de $45 millones entre los años 2011 y 2012.

El abogado del senador, Cristóbal Bonacic, señaló que desconoce los antecedentes y señaló que no forman parte de la carpeta investigativa a la que tienen acceso los intervinientes del caso.

Sin embargo, los antecedentes serán remitidos al Servicio de Impuestos Internos, por petición del Ministerio Público. La fiscalía espera que el ente recaudador utilice su facultad exclusiva para presentar querellas. 

Sobre dos de los hijos del legislador, Jorge y Sebastián, ya existe una querella del SII. El último fue formalizado el 31 de agosto de 2016 por delitos de emisión y facilitación de facturas ideológicamente falsas, además de omisión maliciosa en la declaración de impuestos.

El senador Pizarro prestó declaración ante los fiscales en febrero pasado, pero luego del hallazgo de la transferencia bancaria fue requerido nuevamente por el Ministerio Público, en calidad de imputado, aunque decidió no presentarse ante la última citación. Según explicó su abogado, el parlamentario no asistió por problemas de agenda.