El juez de garantía Juan Manuel Escobar ordenó una nueva formalización del ex gerente de Bancard, Santiago Valdés, quien es considerado el ex “brazo derecho” de Sebastián Piñera por su participación en el grupo que controla los negocios familiares del ex presidente, y como su administrador en la campaña electoral de Piñera de 2009.

Valdés ya arriesga una pena de cuatro años en el caso Penta, ya que se le acusa de facilitar facturas ideológicamente falsas (por alrededor de $360 millones) y firmar un contrato forward fraudulento (de $49,9 millones) a dicha empresa.

La solicitud de levantar nuevos cargos contra Valdés la realizó el fiscal Manuel Guerra y esta vez se le acusa además de facilitar 10 facturas falsas a las empresas Task Andes, Aguas Andinas, Inversiones Pampa Calichera y Asesorías e Inversiones Illihue, que en total suman $123,4 millones y cuya facilitación, se señala, se realizó en 2010.

De este modo, la segunda formalización de Valdés se realizará en una causa distinta a la de Penta. En un comienzo se había establecido que la audiencia donde se levantarán sus cargos adicionales se realizaría el 02 de agosto, fecha que coincide con el cierre de la investigación de Penta.

El Servicio de Impuestos Internos (SII) y la Fiscalía propusieron que si la coincidencia de fechas era un problema para la justicia, que ella podía fijarse para hoy o mañana; sin embargo, el juez Juan Manuel Escobar determinó que no era tiempo suficiente para que Valdés preparara una buena defensa. “La defensa del señor Valdés no va a poder ejercer su legítimo derecho, que no solo es un derecho constitucional, sino que además es un derecho humano”, consigna El Mercurio.

Santiago Valdés es Ingeniero civil de la Universidad Católica y además es hijo de Fabio Valdés, uno de los mejores amigos de Sebastián Piñera desde que se conocieron en primero básico en el colegio Verbo Divino. Fue este el primer vínculo de ambos y con el tiempo llegó a convertirse en su hombre de confianza al mando de sus negocios y su administrador electoral.