Ayer comenzaba la discusión en la Sala del Senado del proyecto que despenaliza el aborto en 3 causales (peligro vida para la madre, inviabilidad fetal y violación).

La expectativa estaba en torno a la tercera causal, pues no están asegurados los votos de la Democracia Cristiana. Pero ni eso. La discusión quedó entrampada por una indicación ingresada por el presidente de la Cámara Alta, el senador Andrés Zaldívar (DC).

En la práctica, no se comenzó a discutir, puesto que la indicación planteaba que si había riesgo de vida para la madre no podía llamarse “aborto”. Esto implicaba eliminar las primeras 15 páginas del proyecto. “No se puede despenalizar algo que no tiene pena”, dijo.

La propuesta contó con el apoyo transversal de la derecha, incluida la senadora independiente Lily Pérez, pese a las constantes advertencias de que si esa indicación llegaba a aprobarse, el proyecto completo se caía.

En dos ocasiones se votó y en las dos hubo un empate a 17 votos, entrampando y retrasando la discusión. Hoy nuevamente se retomará el debate hasta el total despacho del proyecto. Partiendo, nuevamente, por la indicación de Zaldívar.

La situación no pasó desapercibida entre quienes miran con atención cómo avanza la tramitación del aborto en la Cámara. Muchos en las redes sociales recordaron la “cocina” del mismo Zaldívar en la reforma tributaria o el hecho de que el senador de 81 años ya es un experto en las triquiñuelas legislativas. No por nada, a su edad, repostulará a su cargo en noviembre.

Mira las mejores reacciones en las redes: