“Hoy hay vecinos que pasarán su quinto día sin luz y eso es demasiado, supera todo límite. ¿Y Enel? Sigue sin dar respuestas. Por eso, como municipio tenemos que responder a nuestros vecinos”, lanzó el alcalde Joaquín Lavín, (UDI) para referirse al corte en el suministro eléctrico que aún afecta a varios vecinos de la comuna de Las Condes.

Para ayudarlos, Lavín anunció que la municipalidad tomará una medida drástica: todas las personas mayores de 70 años y quienes tengan hijos menores de tres años que a las 17 hrs de este miércoles continúen sin suministro eléctrico, podrán alojarse esta noche en la pieza de un hotel y será la misma compañía Enel quien pagará la cuenta.

“Ya desplegamos a nuestros equipos en terreno para catastrar las personas, a quienes les estamos informando que si a las 17 horas siguen sin luz deben llamar al 1402 y los enviaremos a un hotel con derecho a desayuno. Estamos rastreando todas las piezas disponibles en hoteles de Las Condes y Providencia y nos hemos encontrado con varios copados por este mismo motivo. También veremos apart hotel”, agregó el alcalde, consigna La Segunda.

Además, explicó que la idea surgió “de lo que me dijeron los vecinos en medio de las barricadas que encendieron el martes en la noche en protesta por los cortes de luz. Me decían que los que tenían plata se estaban yendo a hoteles, pero que los sectores medios no podían”.

Lavín precisó que la municipalidad “pagará lo que salga” y que “eso lo descontaremos de lo que mes a mes le pagamos a Enel por alumbrado público“. Además agregó que “probablemente va a provocar un proceso judicial, pero tenemos derecho a hacerlo. Así que llamo a los vecinos que se vayan a un hotel a cuenta de Enel“.

Medida similar a la de Hugo Chávez

El anuncio de Joaquín Lavín recuerda a una medida similar que el entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez, adoptó en 2010. En diciembre de ese año el país era afectado por fuertes lluvias que provocaron la muerte de una treintena de personas y afectado a otras cien mil, y se decretó estado de emergencia para siete estados.

En ese contexto, Chávez también ordenó ocupar “temporalmente” los hoteles turísticos de la localidad de Higuerote, en el estado de Miranda para alojar a los afectados por las lluvias que anegan el país. El entonces presidente comentó a una mujer que no era justo que los afectados por las lluvias no tuvieran dónde dormir tranquilos mientras había hoteles vacíos.

Vamos a tomar los edificios abandonados de los ricos (…) edificios y hoteles donde no hay nada (…) he dado la orden en el marco de un decreto que firmé (…) de emergencia (en el estado Miranda) que se tomen esos hoteles (…) para que vayan a alojar a las familias necesitadas todo ese mes si hace falta”, declaró, consigna El Mundo.

Chávez explicó que la toma de las instalaciones turísticas en Higuerote sería “temporal”, hasta que bajen las aguas y los habitantes de la ciudad puedan regresar a sus casas inundadas.

“Mientras ustedes están aquí nadando en agua piche (mala) y sucia, ahí al lado, en la parte alta, hay tremendos edificios y hoteles, donde no hay nada, ni un charquito de agua, y además están la mayoría desocupados”, reiteró el mandatario cuando hablaba por megáfono a un grupo de habitantes de Higuerote.