El joven Alonso Quevedo utilizó las redes sociales para compartir su indignación ante la negligencia del Enel con las personas electrodependientes, en medio del extenso corte de luz que afecta a sectores de Santiago tras la nieve caída durante el fin de semana.

Durante este miércoles 18 de julio, Quevedo cumplió 98 horas sin suministro eléctrico, pese a que su padre padece de un epoc y cardiopatía severa que lo hace dependiente de una máquina condensador de oxígeno (eléctrica, no recargable) desde hace tiempo.

“En marzo fue inscrito como paciente electrodependiente en Enel. El 23 de mayo hubo un corte de luz por más de seis horas en el que no tuvimos respuesta ni ayuda de la empresa, y donde nos dimos cuenta que el registro como paciente electrodependiente nunca se hizo, por lo que volvimos a hacerlo vía mail y quedó ok. Hoy, en el cuarto día y contando sin luz NO hemos tenido ninguna respuesta de Enel. Ni siquiera un técnico a venido a ver en que condiciones se encuentra el sector”, denunció.

El joven aseguró que los reclamos ingresados vía web durante el sábado y el pasado martes se encuentran cerrados. Además, los teléfonos de Enel no contestan y tampoco consiguió respuestas contundentes a través de Twitter.

“Recién hoy, el CM (community manager) dio una respuesta, en la cual dejan ver que no tienen idea la causa del problema ni el tiempo que demorarán en solucionarlo. Una falta de respeto y responsabilidad absoluta”, acusó.

Luego de gestiones personales directas con el alcalde, la Municipalidad de Las Condes les brindó un generador eléctrico para conectar la máquina de oxígeno. Sin embargo, se mantienen sin calefacción y las condiciones no permiten resguardar la salud de su padre, como paciente semi postrado y electrodependiente de 83 años.

“El problema es aún más grande cuando en Chile se estima que hay más de 6000 personas electrodependientes (sin que exista un registro nacional, es decir, podrían ser más) y existen enfermedades y situaciones más complejas que éstas. Hay insulinos dependientes que han perdido sus medicamentos y niños con afecciones pulmonares que no han recibido el apoyo necesario. Urge que las prioridades sean efectivamente eso, prioridades”, argumentó Quevedo.

El joven recalcó que Enel no ha asumido las responsabilidades que la ley les impone y que no se hace cargo de los mismos compromisos que ellos toman. “Solo espero que se solucione pronto y que todos aquellos en una situación similar, que no han tenido acceso a redes de apoyo o canales de difusión de su situación, puedan tener la tranquilidad que sus pacientes no se verán enfrentados a una nueva situación compleja como esta. Es necesario hacer cambios y hacerlos pronto. Municipalidades, empresas, ciudadanos y legisladores“, finalizó.