A través de una publicación en Facebook, la joven Karin Yunge denunció un caso de maltrato animal en el evento “Animal Park”, desarrollado en el Parque Alberto Hurtado (Ex Intercomunal de La Reina).

En la actividad se encuentran animales de granja, juegos infables y actividades diarias. Precisamente de ellas llamó su atención, ya que en uno de los caniles se encontraba un cachorro de raza Chow Chow en brazos de uno de los trabajadores, disfrazado de oso panda.

El animal, de 5 meses, estaba “teñido con manchas negras para parecer un oso panda, (comentan que teñido con tinturas vegetales). Con evidente cara de agotado por el exceso de miles de cariños y mimos de niños hipnotizados con este ideal de oso panda“, describió.

Sus críticas apuntaron a Vasco Moulian, quien participa de la difusión del evento, a quien la usuaria acusó de “a través del abuso y lo absurdo, promocionar a un perro disfrazado como oso”.

“Esto no es Los Simpsons, esta es la vida real, un perro (y cualquier animal) no puede estar sometido, ni a que lo tiñan, ni a que lo usen como peluche, tocado por miles de niños, muchos olores, se ceban, se estresan y este es un bebé”, recalcó.

Inesperadamente, su publicación obtuvo respuesta del propio Vasco Moulian, quien escribió: “Quiero agradecer la preocupación por el perro panda. Quiero aclarar que yo no soy el productor de la expo, pero como animalista que soy, estoy con él y me lo llevare a mi casa. Vivo en 5 mil metros cuadrados, tengo 5 perros adoptados, pertenezco a 3 agrupaciones de animalistas”.

“Puedo entender que haya habido una confusión, trabajo en una fundación de rescate equino, ojalá que valoren el que yo con mis propias manos me llevaré a el perro panda a mi casa, les mandaré fotos”. Días antes, Moulian había compartido imágenes del mismo perro para promocionar el evento el redes sociales.

Sin embargo, los usuarios insistieron en que ningún evento puede utilizar a los animales y disfrazarlos durante horas para exponerlos como objeto de diversión para el público.