Durante la noche del pasado miércoles, Argentina realizó un concierto sinfónico en homenaje a Violeta Parra, a pocos meses de que se celebren los 100 años del natalicio de la artista parralina, el próximo 4 de octubre.

La ceremonia se concretó en el Teatro Colón de Buenos Aires, hasta donde llegaron una serie de personalidades del mundo político y artístico, además de la presidenta Michelle Bachelet y la familia más cercana de Violeta.

El espectáculo fue dirigido por su nieto, Ángel Parra, y contó con la presencia de artistas como Camila Moreno, Kevin Johansen, Loli Molina, Roberto Márquez, Los Tekis, Patricio Manns, Horacio Romo, Beto Cuevas y Gepe, además de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires.

“La misión del sinfónico es que haya una situación amorosa y tierna en torno a las canciones y que no se transforme en algo vanidoso, porque Violeta tenía horror de la vanidad al interpretar. Ella no era artista en ese sentido sino que ella era quien se ponía al servicio y cantaba con lo que hubiera: si no había instrumento tocaba con un bombo y esa es la esencia que vamos a recuperar esta noche en la sección folclórica”, sentenció Ángel Parra.

Desde el otro lado de la cordillera, las y los argentinos apuntaron a Violeta Parra como una referente indiscutida de la música y el arte latinoamericano.