El fiscal regional de Magallanes, Eugenio Campos Lucero, adelantó los nuevos pasos que dará el Ministerio Público respecto a la investigación del llamado Pacogate.

En conversación con La Tercera, el persecutor designado a la investigación de la mayor malversación de caudales públicos en la historia de la institución castrense explicó que “nuestro último arqueo da cuenta de que se han malversado al día de hoy 25.772 millones de pesos, y es una cifra que -lamentablemente- se avizora va a seguir creciendo“.

“En marzo teníamos 16 mil millones de pesos, cuatro meses después, en julio, el monto malversado aumentó casi 10 mil millones más. Va a depender de los plazos de investigación a qué cifra final llegaremos”, subrayó.

Campos relató que “al interior de Carabineros fuimos descubriendo una cultura en la que se malversaba dinero fiscal, que eso duró mucho tiempo y que esas prácticas ilegales, incluso, llegaron a heredarse de una generación a otra al interior de la institución”.

Era como una posta. Hasta el momento, la investigación ha establecido que operaba en un núcleo antiguo, del 2006 al 2010, respecto de una forma, con una jerarquía, con subjefes, con sujetos operativos y otros respecto de los cuales se dedicaban a labores menores. Luego de ello, cuando terminaba su período activo al interior de la institución, esta máquina, como muchos la han referido, se traspasaba a aquellos otros que asumían un rol activo, cumpliendo los mismos roles de jefatura, subjefes u operativos. Eso nos ha permitido tener un patrón común”, añadió.

El fiscal confirmó que tanto Eduardo Gordon, ex general director de Carabineros, como Jorge Serrano, miembro del actual alto mando de la institución, declararon en calidad de imputados y advirtió que “esta investigación no ha tocado techo, van a ser citado más generales, van a ir en aumento estas diligencias”.