Durante este martes se votará el proyecto de relleno sanitario Ciclo, que pretende instalarse en la comuna de Til-Til, convirtiéndose en uno de los más grandes del país y sumándose a la veintena de focos contaminantes que residen en el lugar.

Los habitantes de la zona han protestado ante la iniciativa y en mayo pasado acudieron a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para solicitar la intervención del organismo en el proyecto.

En entrevista con BioBioChile, el alcalde de Til-Til, Nelson Orellana, aseguró que las autoridades intentan solucionar el problema sanitario de la Región Metropolitana, con numerosos proyectos similares que la han convertido en su patio trasero.

Llevamos 31 proyectos contaminantes de distintas magnitudes en la comuna y hoy nos vienen con la gran noticia de que la comisión regional aprueba este proyecto y ahora le vamos a solucionar el problema a gran parte del país”, sentenció Orellana.

Además, el alcalde sostuvo que el Ministerio de Salud les acaba de entregar una estadística que da cuenta del impacto de esta realidad en la salud de los vecinos, ya que “la primer causal de muerte en Til-Til es la respiratoria, siendo que a nivel país no lo es”.

La autoridad comunal recordó que ya cuentan con dos grandes relaves de la división andina de Codelco y Angloamerican, los dos más grandes del país: “Podemos estar en presencia de que han intervenido y han aportado en la educación, hemos hecho alguna pega como comuna con tener la presencia de estas grandes mineras, pero esto no te resuelve el riesgo de vida de los que viven en torno a esto”.

Orellana llamó a los ministros a empatizar con sus problemas, descartando que estén en contra del desarrollo, pero recalcando que el Estado debe hacerse cargo de sus problemas: “¿Qué pasaría si a la ministra o ministro le estuvieran colocando este relleno de residuos industriales al lado de su casa y que va a intervenir la vida de sus propios hijos?”, preguntó.