El anuncio que esta semana hizo público el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre la prohibición de que las personas transgénero no podrán ingresar a las Fuerzas Armadas, situó esta cuestión al centro del debate.

Sin embargo, ¿cuál o cuáles son los países de América Latina que permiten a personas transgénero ser parte de sus ejércitos?

Según publica el medio El Comercio, en todo el mundo, 18 países permiten a transgéneros ser parte del Ejército y de ellos, solo uno se encuentra en América Latina: Bolivia.

El medio consigna que en su ley de identidad de género, promulgada en mayo del 2016, el Estado Plurinacional garantizó el “procedimiento para el cambio de nombre propio, dato de sexo e imagen de personas transexuales y transgénero en toda documentación pública y privada vinculada a su identidad, permitiéndoles ejercer de forma plena el derecho a la identidad de género”.

El Ministerio de Defensa es una de las 15 instituciones que deben acogerse a esta legislación.

El primer Estado del mundo en aceptar transgéneros en sus Fuerzas Armadas fueron los Países Bajos en 1974. Con el correr de los años se han sumado Australia, Austria, Bélgica, Bolivia, Canadá, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Israel, Nueva Zelanda, Noruega, España, Suecia y Reino Unido.