Jornada histórica la de este miércoles en Túnez para el avance de los derechos de la mujer. El Parlamento tunecino aprobó una ley para prevenir y castigar “todas las violencias contra las mujeres”, una legislación pionera en toda la región.

“Es un momento muy emocionante y estamos orgullosos de Túnez, de haber podido unirnos alrededor de un proyecto histórico”, declaró la ministra de la Mujer, Naziha Laabidi.

Aunque la Constitución democrática de 2014, aprobada después de la Primavera Árabe, insta al Estado a proteger a las mujeres que sufren maltrato, no hubo avances destacados en esta materia.

Según consigna La Tercera, la nueva norma suprime el artículo del Código Penal que permitía al violador de una menor evitar una pena de cárcel si se casaba con la víctima. Ahora, quien mantenga relaciones sexuales con una menor de 16 años se puede enfrentar a 20 años de cárcel o incluso a cadena perpetua, en función del contexto; serán cinco años de detención si la joven tiene entre 16 y 18 años.

La nueva ley, que entrará en vigor dentro de seis meses, incluye también el delito de acoso sexual -un enorme problema en Túnez-, incluido el verbal, para el que disponen multas de unos 350 dólares.

“Estamos muy contentas. Contar con una ley que castiga todas las violencias, incluidas la políticas, económicas y psicológicas, es un progreso enorme”, explica Monia Ben Jamai, presidenta de la Association Tunisienne de Femmes Democrates, la histórica entidad de defensa de los derechos de la mujer.

La nueva legislación establece “la igualdad entre los géneros”, cuya promoción se incluirá en los currículos escolares, la norma permite denunciar a una empresa que remunere de forma diferente a sus empleados en función de su género.

Según estudio de 2010, más de la mitad de las tunecinas declara haber sido víctima de agresiones físicas. En la mayoría de casos, el autor es un familiar o bien la pareja.