Una moto, tres automóviles y un terreno en el sector de Cocholgüe son los bienes de Alejandro Navarro que la Corte de Apelaciones decretó embargarle, como parte del pago de una deuda de $19 millones que tiene el senador con la ex alcaldesa de San Fabián de Alico, Lorena Jardua.

La razón de la deuda son las costas del juicio por eventual fraude electoral que llevó el senador en contra de Jardua y de otros tres asesores. La querella denunciaba acarreo de la ex alcaldesa en las elecciones municipales de 2012 para que gente se cambiara de domicilio y así votase por ella para la reelección.

Sin embargo, la denuncia fue desechada por el Tribunal Oral de Chillán y se estableció que el Ministerio Público y el propio senador corrieran con las costas del juicio. Esto no se había concretado, por lo que Jardua decidió denunciar los hechos ante la Corte de Apelaciones de Concepción, que decidió finalmente el embargo de los vehículos y el terreno de Navarro.

Estos bienes habrían sido avaluados en $15 millones pero, según declararon cercanos al senador a Radio Bío Bío, ya estarían empezando los trámites para el pago de parte de la deuda, con el fin de evitar el embargo.