El equipo liderado por el fiscal Marcos Emilfork –quien está a cargo de las investigaciones sobre la muerte de menores producidas al interior del Sename– se encuentra indagando una reunión ocurrida el 12 de abril de 2016 a las 9 de la mañana entre el entonces director del Servicio Médico Legal Patricio Bustos y la ministra de Justicia de la época, Javiera Blanco. 

Horas antes, a las 20 hrs. del día anterior –11 de abril de 2016–, la menor de once años Lissette Villa había fallecido en el hogar Galvarino de Estación Central, en confusas circunstancias. La noticia era reciente y la preocupación que había en el gobierno comenzaba a crecer, y en ese contexto, Bustos llegó hasta el gabinete de la ministra de Justicia, Javiera Blanco, con varios documentos en una carpeta, consigna una publicación de Emol.

La fiscalía estuvo casi un mes tratando de determinar la existencia, hora y contenido de la cita, a partir devarios testimonios de funcionarios del SML, de Blanco y Bustos. Uno de los temas que busca despejar el Ministerio Público es la hora en que se hizo la autopsia de la menor y las razones que llevaron a Bustos a llevar la ficha clínica de Lissette a la reunión con la entonces ministra.

Por eso, la Fiscalía citó para hoy a Bustos (que hoy es el director del Senda) a declarar en calidad de imputado de una presunta violación de secreto, ya que no puede exhibir antecedentes médicos de terceros, ni siquiera a sus superiores. 

La diligencia fue postergada por motivos de salud, pero se espera que se realice durante las próximas horas, y que a través de ella se despejen interrogantes como por qué llevó la carpeta de la autopsia al encuentro, quién se lo pidió y en qué circunstancias el Servicio Médico Legal realizó la autopsia.