70 votos a favor, 45 en contra y una abstención. Ese fue el resultado con que la Cámara de Diputados aprobó el informe de la comisión mixta del proyecto que despenaliza el aborto en tres causales. De este modo, el proyecto pasará al Senado, donde será discutido y votado a partir de las 16 horas de hoy.

No obstante, el debate en la Cámara Baja estuvo marcado por tensos y polémicos momentos, como la intervención del diputado radical Fernando Meza, quien afirmó que como médico le ha practicado varias veces abortos e hizo un llamado a que los parlamentarios piensen en las mujeres y niñas. “Me ha tocado interrumpir el embarazo de niñas violadas por sus padrastros o sacerdotes”, confesó.

Otra de las intervenciones que causó particular escozor fue la de René Manuel García. El diputado de Renovación Nacional partió su soliloquio “agradeciendo las palabras de Meza, “porque una vez más demuestra que teníamos absoluta razón cuando decíamos que los médicos tenían facultad para interrumpir el embarazo”.

Según consigna La Izquierda Diario, García comparó el proyecto de aborto en tres causales con las atrocidades cometidas durante la dictadura de Pinochet: “si esto es a lo que ustedes inspiró a cometer estos crímenes son peores o comparables con los de lesa humanidad, porque aquí ustedes matan más niños al año que todas las atrocidades que se puedan haber cometido en dictadura o como quieran llamarla”, aseguró.

El militante RN dijo que ya estaba en contra de la interrupción del embarazo antes de la intervención de Meza, pero que “con la sinceridad de las palabras con las que habló, estoy más en contra”. En seguida, añadió: “así que, presidente, doy gracias a dios de poder votar contra esta ley abominable”.

René Manuel aprovechó su alocución para irse contra las mujeres y sus derechos, afirmando que “yo sé que algunas mujeres se ríen de estas cosas, presidente, la verdad es que son casi todas las mujeres que han tenido algún problema, pero lo han podido solucionar, pero también han tenido el castigo de Dios, aunque quieran o no, jamás podrán olvidar que han matado un hijo que estaba en su vientre”.

El diputado terminó su discurso afirmando que la derecha votará en contra de “este abominable proyecto de ley”. Por si fuera poco, durante el debate le gritó “asesina” a la diputada comunista Karol Cariola por votar a favor del informe.