Organizaciones no gubernamentales de protección animal de Chile, Argentina, Perú y Bolivia lanzaron una campaña para pedir que el fabricante de alimentos, Carozzi, deje de usar huevos de gallinas forzadas a vivir enjauladas durante toda su vida.

La empresa es una de las mayores en el sector de alimentos de la región y dueña de las marcas Trattoria, Carozzi, Costa y de la red de cafeterías Bonafide, que opera en Chile, Argentina y Uruguay.

Solamente en Chile, más de 99% de las 13 millones de gallinas ponedoras – utilizadas en la producción de huevos- pasan sus vidas enteras en jaulas en batería. Estas jaulas son hechas de metal y generalmente confinan entre 5 y 10 animales juntos. La condición de hacinamiento es tan extrema que las gallinas no pueden caminar ni estirar sus alas. En este sistema cada ave tiene un espacio cercano a una hoja de papel A4 para pasar toda su vida.

“La mayoría de los consumidores rechaza la crueldad y el maltrato a los animales. Estamos pidiendo que Carozzi se una a diversas otras empresas e implemente una política que elimine el uso de jaulas en su cadena de abastecimiento” afirmó Diamela Covarrubias, coordinadora de Fórum Animal en Chile, ONG que representa la mayor red de protección animal de América Latina y está liderando la campaña en Chile y la coalición internacional.

Un número creciente de empresas multinacionales han atendido la demanda de los consumidores y de entidades no gubernamentales. Grandes fabricantes de alimentos, como Unilever (dueños de mayonesas JB y Hellmann’s), el Grupo Bimbo (dueño de Ideal y Marinela) y el fabricante de pastas Barilla, ya anunciaron que acabaran con el uso de jaulas en todo el mundo. McDonald’s y Grupo Alsea (dueño de cadenas Burger King, Starbucks y PF Chang’s) también se han comprometido con el fin de las jaulas en toda Latinoamérica.

Las jaulas en batería convencionales son tan controversiales y crueles que ya fueron prohibidas por distintos gobiernos de países alrededor del mundo.

Fórum Animal invitó a todos a firmar la petición que solicita a Carozzi declarar el fin de las jaulas en toda su cadena de abastecimiento en Latinoamérica.