El pasado martes la banda británica Coldplay inició su gira en Norteamérica en el Metlife Stadium de East Rutherford (Nueva Jersey) para presentar en directo los temas de su último EP “Kaleidoscope”, así como de otros grandes éxitos de su carrera.

Los británicos aprovecharon el masivo evento para rendir un homenaje al cantante de Linkin Park Chester Bennington, quien murió el pasado 20 de julio a los 41 años. El vocalista, quien se suicidó, nunca había ocultado sus problemas con drogas, alcohol y las consecuencias de los abusos sexuales que sufrió durante su infancia.

Chris Martin sorprendió a los asistentes con una versión en piano y estilo balada de “Crawling“, canción incluida en el primer disco de Linkin Park, Hybrid Theory (2000). “Esto va para todos aquellos que echan de menos a alguien que conocen. Esto es para toda la comunidad de músicos”, fue la dedicatoria de Martin.

Horas más tarde, Mike Shinoda, miembro de Linkin Park, manifestó a través de su cuenta de Instagram su agradecimiento por el homenaje. “Gracias, Coldplay. Sonó hermoso”, escribió.

Thank you @coldplay 🙏🏽 It sounded beautiful.

A post shared by Mike Shinoda (@m_shinoda) on