Tras la decisión del Consejo de Ministros de autorizar un nuevo vertedero industrial en la comuna de Til Til, el alcalde Nelson Orellana quiso tomar cartas en el asunto y optó por cerrar las instalaciones del relleno sanitario Lomas Los Colorados de la empresa KDM, una de las más de 30 iniciativas contaminantes con las que convive la comuna.

Ante la decisión, la empresa y el intendente metropolitano Claudio Orrego actuaron en conjunto para apelar a la justicia. Y esta, les dio la razón. Ayer, la novena sala de la Corte de Apelaciones de Santiago acogió la orden de no innovar, suspendiendo momentáneamente la clausura del relleno.

Según informó KDM, “la empresa continuará trabajando junto al municipio y su dirección de obras para regularizar las autorizaciones pendientes de estas construcciones”.

Esto durará mientras la justicia resuelve el recurso de protección que presentó KDM junto con Orrego.