Un nuevo escándalo de carácter machista tuvo lugar en Silicon Valley, el sector empresarial que reúne a las principales corporaciones de Estados Unidos en San Francisco, California.

Hace algunos meses fue la debacle de Uber, compañía acusada de acoso sexual y trato vejatoria hacia las mujeres. Sin embargo, ahora todas las miradas apuntan al gigante informático Google.

Según publicó Gizmodo, durante este fin de semana salió a la luz un manifiesto de 10 páginas escrito por uno de sus ingenieros donde denuncia las políticas de igualdad de género y el ánimo progresista al interior del gigante informático.

Titulado como “La burbuja ideológica de Google”, el autor argumenta que hombres y mujeres no poseen las mismas habilidades, inquietudes y ambición en el campo tecnológico y también laboral.

“Los hombres tienden a sentirse más cómodos si trabajan con cosas en lugar de con personas. Los hombres son más agresivos a la hora de alcanzar cierto status, a subir los peldaños del liderazgo corporativo, frente a las mujeres que lo intentan y sienten gran ansiedad cuando piden un aumento”, señala el texto.

Para el ingeniero -cuya identidad permanece en incógnito-, “estas diferencias, que están bien documentadas no chocan a nadie familiarizado en la materia” y subraya que las mujeres no son buenas programadoras.

Este nuevo escándalo salió a la luz dos meses después de que Google ignorara una orden federal que le exigía revelar sus datos sobre la brecha salarial entre hombres y mujeres, y prefiriera someterse a una multa.

Según El País, en Silicon Valley, las mujeres representan menos del 30 por ciento de su fuerza laboral, la mayoría vinculada a puesto de marketing, gestión y comunicación. El número se reduce a 12 por ciento si se comparan perfiles técnico o puestos de responsabilidad.