Siete personas fueron detenidas por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) de Venezuela en medio de un alzamiento militar ocurrido en el estado de Carabobo, al norte del país.

Según el propio organismo, el grupo era liderado por un oficial retirado que se declaró en rebeldía contra el gobierno de Nicolás Maduro.

El almirante Remigio Ceballos, jefe del Comando Estratégico Operacional de la FANB, aseguró que los capturados “están aportando datos” sobre el incidente.

Según la Agencia EFE, el grupo estaba integrado por militares rebeldes y civiles vestidos de uniforme, pero que no pertenecían a la base militar.

El portavoz del grupo se identificó como capitán Juan Caguaripano, inactivo desde el 2014, quien reapareció en la base militar para tomarse un grupo de blindados pertenecientes al Ejército venezolano, antes de ser reducidos.

Vladimir Padrino, ministro de Defensa de Venezuela, reaccionó en su cuenta de Twitter y desafió: “No pudieron con la FANB, con su moral ni con su conciencia constitucional; ahora pretenden agredirla con ataques terroristas. No podrán”.