El tribunal oral de Osrono condenó a un hombre por el delito de violación reiterada contra una niña de 12 años, quien era además su cuñada. El acusado compartía domicilio con la familia de su pareja y aprovechó la oportunidad para ganar la confianza de sus integrantes.

Según consignó BioBioChile, el hombre inició tocaciones de connotación sexual antes de forzar a la menor a tener relaciones sexuales.

El fiscal a cargo, Guillermo Cáceres, informó que las evaluaciones psicológicas practicadas al imputado evidenciaron que mantiene un trastorno de personalidad del tipo narcicista, lo que le ayudó a concretar sus planes de abuso con la niña.

En sus declaraciones, la menor aseguró que el sujeto le practicaba ultrajes desde el año 2012. Fue la hermana de la víctima y pareja del imputado quien realizó la denuncia. 

“Aprovechando el contexto de confianza que se le entregaba a esta persona, justamente lo usó para manipular a la niña”, sentenció el fiscal. Gracias a su habilidad para convencerla, la obligó a guardar silencio durante años.

El hombre ya fue condenado por el delito de violación reiterada y esta semana se conocerá su sentencia, mientras que la Fiscalía solicita presidio mayor en su grado medio, equivalente a 15 años de cárcel efectiva.