El conflicto de tierras del Estado argentino con el pueblo mapuche se agudizó en los últimos días, sobre todo tras la detención del líder Facundo Jones Huala. Durante el pasado martes se levantó una protesta en la Ruta 40 donde participaba Santiago Maldonado, un joven artesano que residía momentáneamente en El Bolsón y desapareció.

El hombre de 28 años fue detenido por Gendarmería Nacional, según anunciaron varios testigos, pero la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, manifestó que “no hay ningún indicio de que se lo haya llevado la Gendarmería y no hay testigos que hayan declarado algo semejante”, según consigna El País.

El joven es buscado intensamente desde hace una semana por diversos organismos defensores de derechos humanos e integrantes de las comunidades mapuche de Cushamen. En una carta, su hermano sentenció que Santiago se encontraba “de visita en Chubut, se había quedado a dormir en el acampe para expresar su apoyo a los mapuches, que estaban exigiendo la liberación de su dirigente Facundo Jones Huala, preso político”.

Sergio Maldonado asegura que la búsqueda comenzó 84 horas después de dar la alerta de su desaparición: “Y sí, se pueden lavar las manos diciendo que no se lo han llevado, pero la Gendarmería será responsable de lo que haya pasado. Santiago no se perdió, ni se esfumó por arte de magia. No se trata de una persona extraviada. Se trata de una desaparición forzada”, manifestó.

La ex presidenta Cristina Fernández se sumó a exigir su aparición a través de Twitter: “Santiago debe aparecer. Y debe aparecer con vida”, sentenció.