Esta mañana el Tribunal Constitucional acordó acoger la admisibilidad y pasar a trámite el requerimiento que presentaron los senadores de Chile Vamos contra el proyecto que despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo en tres causales, ya aprobado por ambas cámaras legislativas.

El TC sorprendió con su rápido actuar, pues la decisión de hoy implicó también la definición de los plazos del estudio de la solicitud. Esto es, cinco días de plazo para que el Ejecutivo y la Cámara de Diputados o el Senado presente sus argumentos. Además, la audiencia pública será el miércoles 16 y jueves 17, instancia a la que podrán comparecer organizaciones con personalidad jurídica que tengan algún interés y puedan aportar antecedentes.

Los alegatos de los abogados será el viernes 18 de agosto.

El apuro ha sido interpretado por el cambio programado de la presidencia del tribunal, que a fines de mes pasará de Carlos Carmona -cercano a la Nueva Mayoría- al ministro Iván Aróstica, de perfil conservador y nombrado en su puesto por Sebastián Piñera. La cuestión no es menor, pues en caso de empate en el tribunal, será el presidente quien tenga que voto dirimente.

Es por eso también que los diputados de Chile Vamos, que también tiene un requerimiento para el TC, esperarán hasta las 8 de la noche, la última fecha del plazo para hacerlo para poder retrasar el asunto y que se dirima bajo la presidencia de Aróstica. 

Pese a eso, el Tribunal habría acordado de manera interna que la resolución del tema sea bajo la presidencia de Carmona, por eso el apuro en la admisibilidad del recurso anunciada hoy. Aún así, se trató de un fallo dividido. Es decir, no hubo unanimidad en el TC con las fechas anunciadas.

En cuanto a la otra solicitud, el secretario del TC anunció que juntar los dos requerimientos en uno solo es algo que han hecho antes y que se podría repetir. De acuerdo a las fechas establecidas, se espera a que fin de mes el tribunal tome su decisión.