Directora:

Cuesta creer que no es suficiente con Porkland, Cementos Polpaico, Acero Proacer y el relleno sanitario que abastece a casi todo Santiago. Un verdadero paraíso. ¿Porqué no agregamos otro relleno sanitario? ¡pero esta vez que sea de residuos industriales!

Mentes así son las que están a cargo de dirigir el país… ¡Brillante! Debe ser difícil para ellos pensar en el futuro, siendo que no serán parte de él.

Antonia Arias y Consuelo Alarcón, estudiantes del Colegio Pucalán Montessori.