La presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Lorena Pizarro, señaló que esperan que los uniformados condenados por violaciones a los derechos humanos sean enviados a una cárcel común, si se confirma el cierre del penal Punta Peuco anunciado por Bachelet.

En conversación con Cooperativa, Pizarro señaló que “hace rato los sectores vinculados a los violadores de derechos humanos quieren desviar la atención y han hecho una gran campaña comunicacional donde ponen el acento en la responsabilidad que tiene la sociedad conjunta y el Estado de Chile respecto de la edad de los criminales”.

Además, la dirigenta recordó que en las cárceles comunes también hay personas de la tercera edad que viven en condiciones inhumanas. Pizarro también aclaró que aún no les comunican oficialmente la noticia y que espera “que no sea un rumor y se materialice ahora en septiembre”.

“Ojalá que el Gobierno no dilate más lo que debió haber hecho desde el día uno, los presos del penal Punta Peuco deben estar en una cárcel común, porque es lo que corresponde en un estado de derecho y en una democracia que se jacta de llamarse así”, argumentó.