6 x 4,5 metros de ropa migrante conforman “El Peso de la Nación”, la bandera realizada por las artistas Paula Baeza Pailamilla (Chile) y Luna Acosta (Colombia).

Durante un año estuvieron tejiendo mediante la técnica de crochet la bandera, en Chile y en Colombia, recibiendo ropa donada. “Nos parecía urgente hablar del racismo y discrminación”, dice Paula Baeza a El Desconcierto en una nueva edición de Retratos.

El pasado 21 de julio presentaron el tejido después de un año de trabajo en jornadas de 9 horas en lugares como plazas públicas, frente al Registro Civil o en el GAM. También viajaron a Colombia y trabajaron en la bandera en Bogotá.

“La cultura chilena se ha construido sobre una historia de negación de nuestro pasado. ¿Qué paso con los pueblos originarios? Hay una historia escrita, clara, pero la gente se aleja de eso, no se reconoce como mapuche. Hubieron políticas de gobierno previas a Vicuña Mackenna que decían, ‘vamos a traer a europeos a Chile para que mejoren la raza, porque es enfermiza, borracha y ladrona’. Hay estudios ridículos que medían la cabeza de las personas para demostrar que la raza era inferior. Teniendo esa historia, ¿cómo veremos al que viene de afuera?”, se pregunta Paula Baeza.

Las cifras oficiales dan cuenta de más de 4 millones de colombianos viviendo fuera de su país, la segunda cifra más alta de migración en el mundo después de Siria. “En Colombia no están conscientes de la migración, de los miles que se van del país, de los daños de la guerra, del conflicto armado. La gente no tiene conciencia que los daños económicos, culturales, educativos, también son daños del conflicto, también los que migran todos los años”, explica Luna Acosta.

“No es la misma la realidad de un migrante que se va de un país en guerra al que se va de un país prospero porque quiere conocer el mundo”, agrega.

Sobre la motivación para hacer la bandera, Luna dice que “la gente tiene necesidad de hablar y este era un espacio para eso, hablar, abrazarnos, llorar, tener una confianza ciega en el otro. El textil en sí mismo es una práctica reparadora, sanadora y este proyecto es eso”.

“Los inmigrantes cargan con prejuicios y estereotipos”, explica Paula. Dice que fue toda una experiencia transportar la bandera en el Metro, en el Transantiago acá en Chile y en el Transmilenio de Bogotá. “Eso es lo que viven los migrantes, cargan todo, los recuerdos, llevar sus hogares a otros países es de una crudeza super grande. El peso de la nación no es solo un nombre metafórico, es real. Esta bandera pesa, si la cuelgas no vuela con el viento, no flamea, pesa”.

Mira el video acá: