Es una de las ‘Piñericosas’ más recordadas de todas. La selección chilena estaba de visita en La Moneda después de su paso por el mundial de Sudáfrica y el técnico Marcelo Bielsa no tenía ni las más mínima intención de extenderle la mano al entonces presidente, Sebastián Piñera.

La insistencia del hoy candidato fue tanta que Bielsa, a desgano, terminaría dándole la mano.

Hoy el ex mandatario visitó los estudios de ADN para tener una distendida conversación con los panelistas, donde se tiraron tallas entre ellos y repasaron las clásicas ‘Piñericosas’.

Sobre el encuentro con Bielsa en La Moneda, Piñera recordó los detalles de la jornada: “Vino la selección a La Moneda y yo los estaba esperando en el Salón Azul. Estaba el ministro de Deportes y vi que Bielsa no lo saludó. Me dije, ¿qué hago? Y no, estamos en La Moneda, yo soy el presidente y por tanto él tiene que saludar al presidente, al desgano, pero lo hizo”. 

Esa no fue la única vez que el rosarino le negó el saludo a personas con las que no comparte sus forma de ver la vida. Años después, estando en el Athletic Bilbao, dejó con la mano extendida al presidente del Atlético de Madrid Enrique Cerezo, cuestionado por apropiación indebida de las acciones del club. Ese día, para la final del a Copa del Rey en España, también pasó rápido sin ni siquiera mirar al entonces príncipe, hoy rey, Felipe de Borbón.