Las denuncias por delitos sexuales durante el primer semestre de 2017 aumentaron en un 5,9%. La cifra la entregó este jueves el Ministerio Público como parte de su Informe Estadístico que corresponde a ese rango de tiempo, y el aumento se realiza en comparación con el mismo período de 2016.

Según se expone en el documento, entre enero y junio de este año se registraron 10.554 denuncias por hechos de este tipo, mientras en que en ese lapso de 2016 la cifra alcanzó los 9.969.

Con respecto a esta alza, la directora ejecutiva de la Fiscalía Nacional, Francisca Werth, señaló que “lo hemos venido observando desde las últimas mediciones y ya el año pasado también tuvimos un aumento en delitos sexuales, especialmente en el abuso. Hay una señal de alerta importante, puesto que nos preocupa porque las víctimas en más del 70% de los casos  son menores de edad”.

En el informe se detalla que el 74% de los delitos denunciados fue cometido contra víctimas menores de 18 de edad. Además, en la diferenciación por sexo, el 85% de las víctimas es de sexo femenino, mientras que el 15% es masculino.

Con respecto al tipo de delito, se especifica que los delitos de abuso sexual aumentaron en un 6,6% en este período, y los de violación cayeron en un 1,1%.

Fuente: Fiscalía de Chile

Todavía existe una “cifra negra”

Los datos expuestos por la Fiscalía Nacional corresponden a una cifra marginal, debido a que existe una “cifra negra” de casos que no se denuncian y que corresponde a entre un 80% y 90% del panorama total, explicó Paulina Leiva, gerente general de la Fundación Amparo y Justicia a Radio Bío Bío.

Leiva explicó que, de este modo, las cifras del Ministerio Público corresponde a entre un 10% y 20% de los delitos sexuales efectivamente cometidos, y señaló que “una de las razones por las cuales podrían no denunciarse se debe justamente al daño adicional que causa el sistema penal a los niños, niñas y adolescentes”.