En marzo pasado, Scarleth Cárdenas contrajo Acuerdo de Unión Civil con su pareja Maribel Corcuera, una psicóloga que tiene dos hijos y a quien decidió presentar finalmente en sociedad, en una entrevista exclusiva de Revista Caras.

La periodista está feliz con su nueva familia y relató su experiencia señalando que “soy de ese Chile provinciano, humilde, que habla poco, que a veces tiene susto y de una generosidad infinita. Soy calladita, pero con mucho que dar, ¿a quién se lo entregaba? Esa era mi vida. Y me encontré con ella que es tan distinta, que viene de una vida más acomodada, que habla y expresa mucho y se viste distinto a mí; con dos hijos, donde no había un padre. Yo tampoco sé ser mamá, nadie te enseña, pero puedo aprender; corazón tengo”, afirmó.

Cárdenas reconoció que junto a Corcuera “tenemos una familia preciosa” y que la relación entre ambas se inició a comienzos de 2015, tras dos fracasos matrimoniales

“En Charlyta -como llaman sus más cercanos a Cárdenas- había encontrado todo: una partner, con quien tener una vida de a dos, ¡un proyecto común! Ambas buscábamos lo mismo, siendo muy distintas”, relató Maribel.

Además, la psicóloga argumentó que “por mi profesión, tengo claro que el ser humano es por naturaleza bisexual. Uno se siente atraído por la persona, más allá de su género. Quizá me lo cuestioné, pero jamás me detuve a pensar qué hacer. Dejé que las cosas fluyeran para ver qué ocurría. Hombre o mujer, ¡me habría enamorado igual!”.
Fue tras un viaje a San Pedro de Atacama, durante abril de este año, que Cárdenas le pidió a Maribel iniciar una relación. Aunque ella le recordó que tenía hijos, Scarleth respondió: “Si es lindo tener una mamá, imagínate la maravilla de tener dos”, con lo cual sellaron su unión.

“Había atendido a familias homoparentales y lo recurrente es, ¿cómo les decimos a los niños? El desarrollo cognitivo es tan importante como el emocional, mientras son pequeños su pensamiento es muy concreto, entonces explicarles un concepto que les resulta inexplicable, solo les crea disonancia con lo que entienden. En mi caso, verlos tan felices, no había más que explicar, ya que la emoción era maravillosa. Cuando tengan dudas, las preguntarán”, explicó su pareja.