Señora Directora:

La campaña de prevención del VIH que ha entregado el Ministerio de Salud este 2017 quedó chica. Es, en esencia, una campaña de uso del condón masculino, y menciona someramente la realización del examen.

Era una buena oportunidad para diferenciarse de las campañas anteriores, abordando el VIH como un problema hablando explícitamente de las vías de transmisión, enfocándose en las poblaciones clave que hoy son más propensas a adquirir el virus, entregando cifras, y utilizando un lenguaje adecuado e inclusivo, pues quien no ha tenido educación sexual no comprende a cabalidad el mensaje. Era, también una buena oportunidad para hablar del test en adolescentes, a partir de la última modificación a la ley del sida.

El test rápido propuesto por el gobierno viene a ocuparse solo del diagnóstico, que es necesario pero necesitamos acciones concretas y urgentes de prevención, el sólo diagnóstico no resolverá el problema. Estamos conscientes de que la oferta de salud es esencial para prevenir la expansión de la epidemia, pero al mismo tiempo es urgente educar a toda la población. Necesitamos un plan nacional de educación sexual y reproductiva con enfoque en VIH.

La próxima campaña es el principal medio masivo con el que contamos para enfrentar el alza descontrolada de transmisión del virus, no la desaprovechemos.

 

Carlos Lobos V.

Iancu Cordescu D.

Camila Bravo D.

Ismael Espinoza E.

Paola Córdova I.