Una peculiar medida instauraron en una cafetería de Melbourne (Australia) para reivindicar la brecha salarial de género: los hombres pagarán un 18 por ciento más en las consumiciones que las mujeres. Según el medio local Seven News, la iniciativa, que ha tenido gran difusión en redes sociales, pretende sensibilizar a los ciudadanos aumentando el precio para los hombres en el mismo porcentaje que la diferencia de salario entre ambos géneros.

Según explicó la propietaria de Handsome Her, Alexandra O´Brien, aportar el incremento es opcional y tiene fines benéficos ya que los fondos recaudados se destinarán a asociaciones de mujeres afectadas por la precariedad laboral. O´Brien también contó que la respuesta de los clientes masculinos ha sido positiva: “Si no se sienten cómodos o no quieren pagar este suplemento, no vamos a expulsarles del local. Es una oportunidad para hacer una buena acción”.